CONDICIONES DE SUSCRIPCIÓN Y ARRENDAMIENTO
PRIMERA: El dispositivo y sus accesorios (funda y cargador) pertenecen a la
empresa en todo momento.
Cuando el cliente decida fnalizar el contrato debe avisar con 30 días de antelación y
debe entregar todos los elementos anteriormente mencionados a la empresa.
SEGUNDA: Al comienzo de este acuerdo, siempre será necesario depositar 50€ en
concepto de fianza.
La empresa reintegrará dicho importe en el momento de la devolución del
dispositivo al fnal del contrato siempre y cuando éste se presente en perfectas
condiciones.
TERCERA: Para que este acuerdo comience, se deberá pagar la cantidad acordada
entre la empresa y el cliente, consistente en:
● el precio del dispositivo (19,90€/mes)
● la tarifa móvil
(depende del cliente: se encarga la empresa o se encarga el
cliente)
● la fanza (50
€)
● el coste del envío hasta el destino del cliente
Actualmente, el importe se carga automáticamente en la tarjeta suministrada en el
primer pago.
En caso de no disponer de tarjeta se estudiaría otra posibilidad.
CUARTA: Ante cualquier siniestro con el dispositivo por responsabilidad de los
usuarios (caídas, roturas, vertidos de líquidos y otros) ellos mismos deberán asumir
el coste de la reparación o, si este es mayor que su valor P.V.P., un dispositivo nuevo.
En caso de pérdidas, hurtos o cualquier otra forma voluntaria o involuntaria de
desaparición del dispositivo, el cliente deberá asumir el coste de un dispositivo
nuevo. Si los fallos provienen de un uso normal del dispositivo, la empresa se hará
cargo del mismo proporcionando uno nuevo de forma gratuita al cliente.
PROTECCIÓN DE DATOS
La información facilitada por el cliente, es tratada por parte de la empresa con el
objeto de prestarle el servicio solicitado y realizar la facturación del mismo.
Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación
comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.
Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación
legal.
El cliente tiene derecho a obtener información sobre cómo trata la empresa sus
datos personales. Y por tanto, tiene derecho a acceder a los mismos, rectifcarlos o
solicitar su supresión en cualquier momento.
Asimismo, la empresa solicita la autorización del cliente para ofrecerle productos,
servicios y promociones.